Facebook  Twitter  YouTube  Google+
Youth 02
Youth 03
Youth 04
Youth 05
Youth 06
Youth 08
Compartir en Twitter

El Papa Francisco anunció que la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos tendrá lugar en octubre de 2018 con el tema "Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional"

El XVII Capítulo General de la Congregación señaló la «La Familia y la Juventud» como una de las prioridades de la misión (OC, Orientaciones de la Congregación,12-13). Por lo tanto, el próximo año, los Secretarios de Misiones podrían concentrarse en la animación juvenil como una prioridad.

Muchas provincias/ regiones/misiones (PRM) tienen varios programas para los jóvenes e incluso han nombrado personas específicas para el ministerio juvenil. Los secretarios de misiones podrían desempeñar un papel fundamental en la animación de los jóvenes en las parroquias/colegios; donde sea posible, podrían unirse con otros y otras personas para organizar estos programas de animación. Cada diócesis puede tener su estrategia para discutir el tema de los jóvenes y para animarlos; nuestra Congregación puede desempeñar un papel significativo en la animación de los jóvenes.

Animación de Jóvenes

Los secretarios de misiones podrían desempeñar un papel proactivo en la animación misionera de los jóvenes en el 2017-2018 en sus respectivas PRM. Hay muchas cosas por hacer si usted elije este asunto como una prioridad en su animación misionera. Podría elaborar un plan de acción para la animación juvenil en los próximos dos años. Los siguientes son algunas actividades que usted podría considerar para la animación:
 
• Animar a los jóvenes en las Parroquias
• Animar a los pastores y los jóvenes
• Motivar a los pastores a organizar diversos programas para escuchar a los jóvenes
• Llevar a cabo charlas sobre el discernimiento, las actividades pastorales de los jóvenes, las oportunidades de empleo, la opción de vida, la vocación, las actividades misioneras, etc.
• Encuentros de oración para los jóvenes: adoraciones, compartir de la Palabra, vigilias de oración, encuentros de oración carismática, etc.
• Talleres bíblicos, bibliodrama, concurso de preguntas bíblicas para jóvenes
• Actividades deportivas
• Festivales musicales y artísticos
• Programas de promoción social
• Salidas de concientización misionera a capillas o estaciones misioneras
A continuación le ofrezco algunos puntos destacados del documento preparatorio del Sínodo sobre la juventud, así como algunas preguntas y orientaciones que podrían ayudarlo a realizar la animación. Le pido que regularmente envíe un informe de sus actividades, lo que también motivaría a otros a organizar programas de animación misionera para los jóvenes, los cuales que son muy importantes hoy en día.

Lazar Thanuzraj Stanislaus / Secretario de misión


Contribución amable de Omir Oliveira, SVD Coordinador de Animación misionera- Zona Panam

 

XV Sínodo de Obispos sobre los Jóvenes
Guía para la Animación

La tradición espiritual de la Iglesia proporciona muchos recursos para guiar la formación de la conciencia y una auténtica libertad.
1. Los jóvenes en el mundo de hoy
El término «jóvenes» se refiere a las personas de edad comprendida aproximadamente entre 16 y 29 años, siendo conscientes de que también este elemento exige ser adaptado a las circunstancias locales.
1. Realidades:
• Un Mundo que cambia rápidamente.
• El surgimiento de nuevas generaciones.
• El desafío del multiculturalismo está presente de manera especial en el mundo de los
jóvenes. Llevar a cabo una lluvia de ideas en relación al entendimiento de estas realidades.
2. Pertenencia y participación
• Los jóvenes no se ven a sí mismos como receptores pasivos de programas o políticas
pastorales; se ven a sí mismos como participantes activos.
• Los jóvenes muestran disposición y disponibilidad para participar y comprometerse con actividades concretas. Las realidades pueden variar según cada diócesis/país.
2.1 Puntos de referencias personales e institucionales
• Los jóvenes tienen fe, sin pertenecer a la Iglesia; algunos pertenecen a la Iglesia por el bautismo sin fe.
• Los jóvenes aprenden a vivir “sin” el Dios presentado por el Evangelio.
• Viven “sin” la Iglesia y dependen de formas alternativas y mínimamente institucionalizadas de religión y espiritualidad.
• También pueden refugiarse en sectas o experiencias religiosas con una fuerte afiliación. Encontrar maneras en que los jóvenes miran sus experiencias religiosas y sus luchas.
3. Hacia una generación híper-conectada
• Las jóvenes generaciones se caracterizan hoy por la relación con las tecnologías modernas de la comunicación- «mundo virtual”,
• El ciberespacio proporciona acceso potencial a una gama de oportunidades que las
generaciones anteriores no disfrutaban, pero no sin sus riesgos. Evaluar la actividad pastoral de la parroquia, necesidad de desarrollar una cultura apropiada. Diseñar un modo de hacer esto.
4. Los jóvenes y las opciones
• Muchas atracciones y atractivos en la sociedad.
• Muchas oportunidades y desafíos con respecto a las decisiones que tomar para la propia vida. ¿Cómo podemos reavivar la grandeza y el coraje de las elecciones integrales de los impulsos del corazón para hacer frente a los desafíos académicos y emocionales? ¿Qué ayuda pastoral podemos ofrecer a los jóvenes para que puedan tomar decisiones valiosas?
II. Fe, Discernimiento, Vocación
1. Fe y Vocación
• La fe es ver las cosas como Jesús lo hace (Lumen fidei, 18).
• Creer es escuchar al Espíritu y, con todos los poderes de la mente y de la emoción,
dialogar con la Palabra, que es el Camino, la Verdad y la Vida (Jn 14, 6)
• Para discernir la voz del Espíritu de otros llamados, y decidir cómo responder es la tarea de cada persona.
• «Los seres humanos, capaces de degradarse hasta el extremo, también pueden
sobreponerse, volver a optar por el bien y regenerarse, más allá de todos los
condicionamientos mentales y sociales que les impongan» (Laudato Si, 205). Realizar encuentros de oración en las que los jóvenes puedan mirar su camino de fe (debatir con ellos y otros cómo hacerlo)
2. El Don del Discernimiento
• Tomar decisiones y guiar nuestras acciones en situaciones de incertidumbre y frente a fuerzas internas conflictivas es el lugar para el ejercicio del discernimiento.
• Los tres verbos de Evangelii Gaudium, 51, usados para describir el discernimiento son: «reconocer», «interpretar» y «elegir»:
Reconocer
• El reconocimiento se refiere a los efectos que los acontecimientos de mi vida, las personas que encuentro, las palabras que escucho o que leo producen en mi interioridad: una variedad de «deseos, sentimientos, emociones» (Amoris laetitia
, 143) Interpretar
• Entender a lo que el Espíritu está llamando la persona a través de lo que suscita en cada uno.
• En la interpretación tampoco se puede dejar de enfrentarse con la realidad y de tomar en consideración las posibilidades que realmente se tienen a disposición.
• Para interpretar los deseos y los movimientos interiores es necesario confrontarse
honestamente, a la luz de la Palabra de Dios, también con las exigencias morales de la vida cristiana, siempre tratando de ponerlas en la situación concreta que se está viviendo.
• También en el discernimiento «la realidad es superior a la idea» (Evangelii Gaudium
, 231)
• Un diálogo interior con el Señor ayuda mucho.
Elegir
• Una vez reconocido e interpretado el mundo de los deseos y de las pasiones, el siguiente paso en el acto de decidir es el ejercicio de auténtica libertad humana y de responsabilidad personal, siempre claramente situadas y por lo tanto limitadas.
• En consecuencia, «salir» es importante, incluso con el miedo de equivocarse. ¿Cómo podemos ayudar a los jóvenes a comprender este proceso de discernimiento? ¿Qué
espacios hay disponibles en la parroquia, en las instituciones SVD, en una diócesis?
Ofrecer a los jóvenes, sesiones sobre el proceso de discernimiento.
3. Caminos de Vocación and Misión
• El discernimiento vocacional no se realiza en un acto puntual, aun cuando en la historia de cada vocación es posible identificar momentos o encuentros decisivos.
• Como enseña cada página del texto bíblico, no hay vocación que no se ordene a una
misión acogida con temor o con entusiasmo. Animar a las parroquias a elaborar un programa de discernimiento vocacional, o ustedes mismos como secretarios de misión pueden elaborarlo para ayudar a las parroquias.
4. El Acompañamiento
• Reconocer el trabajo del Espíritu en los jóvenes.
• El Espíritu de Dios actúa en el corazón de cada hombre y de cada mujer a través de
sentimientos y deseos que se conectan a ideas, imágenes y proyectos.
• El corazón humano, debido a su debilidad y al pecado, se presenta normalmente divido a causa de la atracción de reclamos diferentes, o incluso opuestos.
• El camino de la vida impone decidir, porque no se puede permanecer indefinidamente en la indeterminación.
• Jesús acompaña y se encuentra con las personas de su tiempo: la mirada amorosa (la vocación de los primeros discípulos, cfr. Jn 1,35-51); la palabra con autoridad (la
enseñanza en la sinagoga de Cafarnaún, cfr. Lc 4,32); la capacidad de «hacerse prójimo» (la parábola del buen samaritano, cfr. Lc 10,25-37); la opción de «caminar al lado» (los discípulos de Emaús, cfr. Lc 24,13-35); el testimonio de autenticidad, sin miedo a ir en contra de los prejuicios más generalizados (el lavatorio de los pies en la última cena, cfr. Jn 13,1-20).
• La Iglesia necesita colaborar en la alegría de los jóvenes en vez de ser tentados a tomar el control de su fe. Cuáles son las oportunidades que los jóvenes quieren para colaborar en una parroquia, con nuestras instituciones SVD?  ¿Cómo crear oportunidades para su colaboración? Discutir el tema con los jóvenes, los sacerdotes en una parroquia, en las instituciones.
III. La Acción Pastoral
¿Qué significa para la Iglesia acompañar a los jóvenes a acoger la llamada a la alegría del Evangelio, sobre todo en un tiempo marcado por la incertidumbre, por la precariedad y por la inseguridad?
1. Caminar con los jóvenes
• Acompañar a los jóvenes exige salir de los propios esquemas preconcebidos,
encontrándolos allí donde están, adecuándose a sus tiempos y a sus ritmos de vida;
significa también tomarlos en serio.
• Caminando con los jóvenes se edifica la entera comunidad cristiana.
• Tres verbos, que en los Evangelios connotan el modo en el que Jesús encuentra a las
personas de su tiempo, nos ayudan a estructurar este estilo pastoral: salir, ver y llamar.
 Hablar con los jóvenes sobre cuáles son sus expectativas para caminar con ellos.
 Ofrecer pasos /caminos que los párrocos podrían adoptar para caminar con los jóvenes:
Discutir y dar pasos concretos a seguir entre párrocos y jóvenes.
2. Sujetos
• Para la pastoral los jóvenes son sujetos y no objetos. Ellos también necesitan ser guiados.
• Cada comunidad está llamada a prestar atención especial sobre todo a los jóvenes pobres, marginados y excluidos, y a convertirlos en protagonistas.
• En todas las partes del mundo existen parroquias, congregaciones religiosas, asociaciones, movimientos y realidades eclesiales capaces de proyectar y ofrecer a los jóvenes experiencias de crecimiento y de discernimiento realmente significativas.
• Para que haya figuras creíbles, debemos formarlas y sostenerlas, proporcionándoles
también mayores competencias pedagógicas. Desarrollar habilidades con los jóvenes para la participación pastoral; esto se puede hacer también con maestros y padres. Buscar la ayuda de otras asociaciones y congregaciones para desarrollar habilidades para que los jóvenes trabajen en actividades pastorales.
3. Lugares
• La Iglesia ofrece a los jóvenes lugares específicos de encuentro y de formación cultural, de educación y de evangelización, de celebración y de servicio, colocándose en primera línea para dar una acogida abierta a todos y a cada uno.
• Desarrollar una red integrada de mensajes a los jóvenes, y adoptar un estilo operativo
adecuado de salir, ver y llamar.
• Oportunidades de encuentro: Jornadas Mundiales de la Juventud, parroquias ofrecen
Itinerarios para jóvenes generaciones, Universidades y escuelas católicas y asociaciones de voluntarios, movimientos eclesiales, Seminarios y casas de Formación.
4. Recursos
• Existen muchas formas de expresión en el trabajo pastoral: realización de deportes, festivales de música, exposiciones de arte, etc., creando espacio para que los jóvenes expresen sus talentos.
• La actividad pastoral con los jóvenes, que está llamada a iniciar procesos más
que dominar espacios.
• La Iglesia debe estar más atenta a la individualidad de cada persona.
• Silencio, Contemplación y Oración: Exponga a los jóvenes a la oración. Lectio divina
Es un método valioso, utilizarlo con los jóvenes. Cada parroquia y las instituciones SVD crean oportunidades para que los jóvenes expresen sus talentos. Discuta con los hermanos cómo se puede hacer regularmente. Arreglando el compartir regular de la Biblia / la fe con la juventud, planifique cómo la palabra de Dios podría. Ser puesto en acción.
5. Madre María
• María, Madre de la Iglesia y Madre de las Misiones escuchó a su Hijo. Ella dijo 'sí' a la llamada del Espíritu. Encuentre maneras en que la juventud se acerque a la Madre María.

Para ver el documento completo, consulte:
Http://press.vatican.va/content/salastampa/en/bollettino/pubblico/2017/01/13/170113a.html

 

 

Otras Notas

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28

La SVD en Dialogo – Tema del XVIII Capitulo General SVD

El Amor de Cristo nos apremia!  Arraigados en la Palabra y Comprometidos con su Misión. Video para el XVIII Capítulo General de los Misioneros del Verbo Divino (2018).
Compartir en Twitter

Misioneros Laicos Auxiliares del Verbo Divino (MAVD) de México

Una producción de Communications Svd.
Compartir en Twitter