Facebook  Twitter  YouTube  Google+
Mario Chiapas
01 PastIndigena
04 PastIndigena
08 PastIndigena
Compartir en Twitter

Mario Barranco SVD, considera su ministerio junto a la comunidad Maya en Chiapas como una bendición y un privilegio.

Junto a otros verbitas, se compromete en caminar con la gente de dos parroquias, San Fernando de Guadalupe en Salto de Agua y San José en Playas de Catazaja.

Los Misioneros del Verbo Divino asumieron la parroquia de Salto de Agua en 1986, y hace sólo dos años, 2014, la parroquia de Playas de Catazaja. El compromiso y la dedicación de los grupos aborígenes en estas parroquias y el equipo pastoral de los verbitas, son signos de la misión prioritaria de la provincia.

Una misión privilegiada

El Padre Mario, quien finalizó recientemente su curso de renovación en Nemi, considera su presencia entre los indígenas Mayas como una misión privilegiada. “Estoy entre ellos como compañero y camino con ellos mientras ellos realizan la peregrinación de sus vidas”.  El cree que el empuje principal de su misión es estar con la gente, no como un misionero que los mira desde arriba. Él interactúa y dialoga con ellos; aprende de su cultura y tradiciones y, como compatriota mexicano, también comparte con ellos sus opiniones, cultura y su fe.

La opinión del P. Mario es que el compromiso de la provincia en esta misión con los pueblos originarios no es sólo una marca de la congregación, sino además una fuente de inspiración y testimonio para los cohermanos. Él subraya la importancia de compartir las experiencias y los aprendizajes, especialmente con los grupos indígenas. Es importante para los jóvenes misioneros y para quienes están iniciando su misión aprender de las experiencias de sus cohermanos.

Una cultura que abre posibilidades

El P. Mario describe el contacto directo que los Mayas tiene con la madre tierra. Los Mayas son gente que apoyan y defienden el axioma: “Hay un equilibrio entre humanidad y naturaleza”. Si hay algo que Mario atesora más que otra cosa en su camino misionero es el amor de esta gente por la naturaleza. En sus rituales, oraciones y tradiciones, la creación de Dios encuentra su justo lugar.

“Hay desafíos”, dice Mario, “pero debemos enfrentarlos en cualquiera de nuestras misiones, y cuando lo hacemos abiertamente, ellos se transforman en fuentes de aprendizaje y motivación”. El clima, especialmente la tremenda humedad, no es algo fácil de soportar. La clase de comida también requiere tiempo de adaptación para uno. “Tienes que pagar el precio, pero no hay lugar ni misión como ésta”, agrega el P. Mario.

El compromiso provincial continúa

El servicio a los Mayas en las dos parroquias en Chiapas es una misión prioritaria de la provincia de MEX. Además de administrar estas parroquias, nuestros cohermanos tienen la oportunidad de acercarse a los excluidos, marginados y, a veces, a Mayas en situación de extrema pobreza. Nuestro compromiso también se manifiesta en nuestro apoyo en cuestiones sociales y en la defensa de los derechos humanos de los indígenas, entre otros. La dimensión de JUPIC en nuestra provincia está prestando un servicio importante en estas dos parroquias.

Las prioridades de familia y jóvenes son insertas en varios programas y los verbitas están trabajando lado a lado con la gente. Algunas preocupaciones para las familias y los jóvenes son, por ejemplo, la desintegración familiar, malas influencias en los jóvenes, y otras más.

El P. Mario regresa a su pueblo en Chiapas, donde una vez más pondrá su pié en la Madre Tierra en la cual se respeta y se ama la naturaleza. El sentimiento de Mario permanece intacto: “No hay lugar ni misión como Chiapas.”

Basado en una entrevista con el P. Mario Barranco, SVD

Publicado en el boletín “Arnoldus Nota”- Junio 2016

Otras Notas

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28

Nuestras Hermanas Siervas del Espíritu Santo en Misiones, Argentina.

Un oasis del espíritu se encuentra muy cerca de la ciudad de Posadas, en Argentina. Se trata de la Congregación Siervas del Espíritu Santo donde viven unas 50 religiosas-misioneras. Allí tienen de todo: desde su propia huerta, árboles frutales, capilla, e inclusive un cementerio. Un espacio de meditación que está abierto a la comunidad en general.

 

Compartir en Twitter

La SVD en Dialogo – Tema del XVIII Capitulo General SVD

El Amor de Cristo nos apremia!  Arraigados en la Palabra y Comprometidos con su Misión. Video para el XVIII Capítulo General de los Misioneros del Verbo Divino (2018).
Compartir en Twitter