Facebook  Twitter  YouTube  Google+
Bro 2
Bro 1
Bro 3
Compartir en Twitter

Este ex soldado veterano de la Marina de EE. UU. convertido en misionero, el Hermano Miguel es un paramédico de la salud y nos presenta la historia de su vocacion.

"Mi padre me dijo hace años, 'Hagas lo que hagas, hazlo lo mejor que puedas', dijo. "Y eso es lo que hice, siempre he hecho lo mejor que he podido". Como filosofía personal, es lo más sincero y claro que se puede obtener. Habla del enfoque y la dedicación como también de la mentalidad que ha guiado a Hno. Miguel Decker, SVD.

Nacido en la víspera de Año Nuevo, en 1955, en Cincinnati, Ohio, el Hno. Miguel asistió a escuelas católicas. Los ejemplos establecidos por los religiosos que conoció en el camino dejaron impresiones duraderas. En la escuela primaria, una presentación de religiosos sobre su trabajo misionero en Papúa Nueva Guinea despertó su interés. Más tarde, cuando asistió a una escuela secundaria dirigida por Hermanos religiosos, su fe y su vida comunitaria también tocaron su corazón.

Después de la escuela secundaria, ingreso en la Marina de los EE. UU. donde se formó como técnico dental y sirvió en navíos basados especialmente en Escocia y los EE. UU. Mientras estaba en Escocia, escuchó la llamada a la vida religiosa. Un viaje a Roma para visitar a un familiar que era hermana religiosa resultó ser un punto de inflexión. Un día después de la misa, la hermana le presentó al sacerdote que era un misionero verbita. "Le dije que estaba pensando ingresar en un seminario después de la Marina", dijo el Hno. Miguel. En correspondencia con el director de vocaciones allí, visitó el seminario SVD en marzo de 1979. "Vine por un par de días y me sentí como en casa. Los SVD se presentaron como una opción interesante", dijo.

Llamada particular

Al inscribirse en el otoño, se especializó en Sociología y decidió convertirse en un Hermano Misionero del Verbo Divino. Después de graduarse, ingresó al Noviciado SVD en Bay St. Louis, Mississippi y profesó sus primeros votos al año siguiente, luego comenzó a trabajar en una parroquia de Luisiana. Se le ofreció la oportunidad de ayudar con el cuidado de verbitas jubilados y ancianos. Estudió enfermería y obtuvo un certificado como Enfermero Licenciado y fue asignado a Filipinas para abrir un nuevo Hogar para misioneros verbitas jubilados en el Seminario Cristo Rey de la Ciudad de Quezon.


En 1995, lo llamaron de nuevo a la Provincia del Sur para hacer un trabajo similar en Bay St. Louis. Finalmente, le pidió a la provincia de Chicago un traslado para estar más cerca de su familia de Ohio. Dada una selección de tareas, decidió venir al Colegio Verbo Divino para ser director de salud y formador. Techny lo llamó en el 2007 para ser formador en el Teologado verbita para ser director de Formación de los Hermanos.


"Disfruté de ese trabajo, los jóvenes hermanos están muy interesados en la vocación del Hermano, y es bueno ver eso", dijo, "Los números no son grandes, pero es la calidad, no la cantidad de aquellos que quieren ser Hermanos, lo que es importante".


Después de una década, regreso al Colegio Verbo Divino por tercera vez, una vez más para asumir el cargo de director de Salud y para trabajar en la formación. "Es bueno estar de vuelta", dijo. "He contado esta historia muchas veces, pero puedo estar en el comedor de Colegio Verbo Divino y alguien de China, alguien de Ghana, alguien de Vietnam y alguien de México puede estar sentado conmigo en la misma mesa", dice él. "Y sabes, la gente dice que parezco joven para mi edad, les digo que me veo más joven porque estoy con gente más joven".


A lo largo de su vida, el Hno. Miguel Decker siguió el consejo de su padre. Él se ha concentrado constantemente en un servicio destacado en el cuidado de los ancianos y la orientación de los jóvenes.

Publicado en el sitio web http://www.svdvocations.org

Otras Notas

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25

El Padre Hans en Cuba



En Cuba se terminó la época donde existía una lucha contra la iglesia. Desde 1992 existe, según la constitución, la libertad de religión. Gracias a esto, las iglesias tienen hoy más espacio. Algunos de los que, hasta ahora, habían tenido que ocultar sus creencias, se han atrevido a mostrarlas. Aunque la relación entre la iglesia y el estado se ha relajado, el trabajo de las comunidades religiosas sigue estando sujeto a condiciones estrictas. El sacerdote suizo y misionero SVD, Hans Weibel vino a apoyar a la Iglesia local.
Compartir en Twitter

Testimonio misionero de Marcelo Becchi Martins, SVD



Marcelo Becchi Martins es un joven misionero SVD que comparte la historia de su vocación en Brasil y también su experiencia misionera en el extranjero. Este video es parte del proyecto de capacitación de los estudiantes verbitas en el área de los medios de comunicación. Una produccion de Verbo Filmes (en Portugues).

Compartir en Twitter