Facebook  Twitter  YouTube  Google+
anex 2
Chapter 6
anex 1
Compartir en Twitter

Uno de los más enriquecedores aspectos del XVIII Capítulo General fue la participación de compañeros Laicos representando las cuatro Zonas.

Los dos hombres y las dos mujeres fueron invitados/as a presentar acerca de cómo se desarrolla la colaboración con los verbitas en sus respectivos contextos culturales, a la vez que a participar de la agenda capitular dentro de lo posible.

A pesar de que no estaban habilitados para votar, su presencia durante las cuatro semanas del Capítulo le agregó más valor a las discusiones y a la dinámica general de este evento. Los Laicos verbitas son una bendición para nosotros. También fue muy apreciada durante todo el Capítulo la presencia de las dos Hermanas SSpS, Juana y Philomena.

El Discernimiento: el elemento clave en nuestra vida religiosa y misionera

El Consejo General saliente y los dos moderadores del XVIII Capítulo General, P. Tim Norton, SVD y la Hna. Miriam Altenhofen, SSpS, intencionalmente diseñaron que las deliberaciones que se llevarían a cabo durante el Capítulo General fueran parte de un proceso de discernimiento permanente, que incluso comenzó durante el período de preparación a éste.

El Discernimiento tuvo lugar en los grupos básicos, en las reuniones zonales y sub zonales, en las sesiones plenarias, y sin duda, a nivel individual. El proceso que consistió en oración personal y de grupo, reflexión, el compartir y días de retiros, fue diseñado para asistir en la importante tarea de elegir al equipo de liderazgo para el próximo sexenio.

Gracias al discernimiento individual y de grupo, los miembros podían tener la confianza que aquellos elegidos para conducir a la Congregación no solo representarían bien a la Congregación en términos de habilidades administrativas, sino que también en habilidades para modelar una forma de vida y trabajo conjunto, como equipo de liderazgo intercultural.

Estos son los líderes quienes, tal como dijo un provincial en su homilía, están dispuestos a que sus vidas sean “interrumpidas”, de manera de poder estar al servicio de toda la Congregación. Ellos también son líderes que no van a meter vino nuevo en envases de cueros viejos, sino que más bien, encontrarán formas para hacer que estos cueros viejos sean más flexibles de manera que sean útiles para contener el vino nuevo, tal como sugirió la Hna. Patricia Murray, IBVM, en su charla del retiro.

El discernimiento no se usó solamente en la elección del equipo de liderazgo, sino que también fue instrumental en la discusión acerca de las áreas donde la Congregación debiera enfocarse en el futuro. Tanto en los grupos pequeños como en los grandes, los miembros tuvieron una oportunidad de reflexionar acerca de las alegrías y desafíos experimentados durante los pasados seis años, como también acerca de las áreas prioritarias para los próximos años.

Temas como la formación para la misión, familia y juventud, migrantes y refugiados y el cuidado del medio ambiente, ocuparon la palestra en la reflexión de los miembros acerca de las preocupaciones más urgentes del mundo globalizado actual.

Uno de los frutos del proceso de discernimiento, fue la afirmación hecha por los capitulares que la Congregación está pronta para la renovación y transformación espiritual, la cual se ve reflejada en la Declaración Capitular.

El documento reconoce que en la preparación del Capítulo General 2018, nuestra Congregación llegó a ser consciente que necesitamos comprometernos en un proceso de renovación personal, de vida comunitaria y de misión. Más aún, los informes de nuestras provincias, regiones y misiones mostraron un profundo deseo de renovación y transformación espiritual que pueda llevarnos de vuelta a la Palabra de Dios como fuente de nuestra vida, vocación y misión.

Por el Padre Heinz Kulüke y el Equipo de Liderazgo

Publicado en el boletín “Arnoldus Nota” - Agosto 2018

Otras Notas

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25

El Padre Hans en Cuba



En Cuba se terminó la época donde existía una lucha contra la iglesia. Desde 1992 existe, según la constitución, la libertad de religión. Gracias a esto, las iglesias tienen hoy más espacio. Algunos de los que, hasta ahora, habían tenido que ocultar sus creencias, se han atrevido a mostrarlas. Aunque la relación entre la iglesia y el estado se ha relajado, el trabajo de las comunidades religiosas sigue estando sujeto a condiciones estrictas. El sacerdote suizo y misionero SVD, Hans Weibel vino a apoyar a la Iglesia local.
Compartir en Twitter

Testimonio misionero de Marcelo Becchi Martins, SVD



Marcelo Becchi Martins es un joven misionero SVD que comparte la historia de su vocación en Brasil y también su experiencia misionera en el extranjero. Este video es parte del proyecto de capacitación de los estudiantes verbitas en el área de los medios de comunicación. Una produccion de Verbo Filmes (en Portugues).

Compartir en Twitter