Facebook  Twitter  YouTube  Google+
Grecia 2
Grecia 3
Grecia 4
Grecia 5
Grecia 7
Grecia 8
group picture
Compartir en Twitter

Un sueño se concretó y se está convirtiendo en realidad: desde el 2017 tres hermanas SspS de tres países europeos diferentes están realizando su misión al servicio de los refugiados en Grecia.

En cooperación con el Servicio Jesuita para los Refugiados (JRS), ellas se esfuerzan por estar “en comunión con los marginados y excluidos” en la realidad del migrante en un país que está en crisis. Grecia, situada en la encrucijada de Europa, Asia y África, parece ser el lugar donde el Espíritu las ha conducido en este momento de nuestra historia global común.

En esta misión pionera, las tres hermanas – Hna. Ada Lick (Austria), Hna. Rastislava Kurajová (Eslovaquia) y Hna. Clara Silalahi (España, indonesiana) – se reunieron primeramente en la Casa Madre en Steyl para la integración comunitaria. Los objetivos de esos días en Steyl fueron crecer en conciencia de la llamada personal para servir a los refugiados en Grecia, familiarizarse con el proceso de discernimiento, decisión, metas y objetivos del proyecto “soñado”, e iniciar el proceso de integración de la Comunidad mediante la oración, el compartir y el disfrutar juntas.

En una atmósfera de apertura y respeto mutuo, las hermanas compartieron sus fortalezas personales, debilidades y mecanismos de afrontamiento, así como los motivos por los que se ofrecieron para el proyecto, o los miedos que experimentaron frente a este gran esfuerzo. La reunión en Steyl, fue una buena oportunidad para orar y recargarse volviendo a las raíces de nuestra Congregación junto a la tumba del Fundador. Gracias a la valiosa presencia del P. José Ignacio García SJ, coordinador del JRS en Grecia, las hermanas recibieron buenas ideas sobre la visión y la misión del Servicio Jesuita a los Refugiados (JRS), con quienes están trabajando ahora cerca en Atenas.

El JRS está presente en 15 países europeos. Su principal preocupación es proporcionar a los refugiados acceso a la protección, contribuir a su inclusión social, asegurar el apoyo a la detención y las visitas, y ayudar en la comunicación y la promoción. En Grecia, actualmente hay alrededor de 60.000 (sesenta mil) migrantes, principalmente de Siria, Afganistán y Nigeria. Sin embargo, se espera que su número se reduzca a la mitad para finales de 2018 debido a la reubicación en otros países europeos y al traslado ilegal.

El gobierno no colabora mucho con organizaciones no gubernamentales como el JRS. Además, siendo un país ortodoxo (90% de la población es ortodoxa) los religiosos católicos son un fenómeno marginal en Grecia. A pesar de que hubo otras ONG y laicos voluntarios además del JRS, todo el escenario aún no está bien coordinado y organizado. Es un “sistema de sacudidas “, el P. José Ignacio expresó, “y ustedes pueden ser una burbuja más en este sistema de sacudidas, ofreciendo apoyo a los que están necesitados”.

Nuestras hermanas estarán viviendo en un piso de una casa de JRS. Otro piso acoge a dos familias afganas, mientras que el resto de las habitaciones están reservadas para oficinas y actividades. El servicio de nuestras hermanas es muy variado: ponerse en contacto, capacitar a las madres y a los niños, o facilitar la vida, por ejemplo, proporcionando una computadora con Internet para las personas para comunicarse a través de Skype con sus seres queridos en casa. “Habrá momentos en los que se necesitaran sus habilidades, pero por sobre todo su amor”, predijo el P. José Ignacio.

“Con ustedes comienza algo nuevo para nosotras en Europa”, dijeron otras Hermanas en Steyl. Esta misión tiene un impacto en todas las provincias y regiones europeas SSpS. El país de Grecia adquirirá un significado diferente para nosotras y nuestra comprensión de la misión en Europa. Un futuro, que en última instancia no depende de nuestras capacidades, sino que está arraigado en el amor de Dios. ¡Que nuestras oraciones las acompañen!

Hna. Michaela Leifgen, SSpS – Alemania
https://www.facebook.com/jrsgreece/