Facebook  Twitter  YouTube  Google+
Yermith 3
Yermith 4
Yermith 2
Yermith 1
Compartir en Twitter

Soy Yermith Florez López y nací el 24 de Julio de 1982 en un bello caserío llamado Las Flores, perteneciente al municipio de Morroa, en el departamento de Sucre a pocos kilómetros de la ciudad capital Sincelejo, en Colombia.

Yo crecí en un bello hogar conformado por mis padres y mis cuatro hermanos y desde muy niño me llamó la atención lo de ser misionero. Al estar en el grupo de infancia misionera de ese entonces y el pertenecer más tarde al grupo juvenil de mi comunidad de Las Flores, hizo posible acrecentar y clarificar mí deseo de ser misionero religioso consagrado.

Creo que es aquí donde siento el llamado de Dios para seguirle, y en este proceso de discernimiento agradezco a las Hermanas Franciscanas de María Auxiliadora que con mucha entrega y dedicación no solo acompañaron mi proceso vocacional sino también el proceso y formación profesional de muchos jóvenes de mi comunidad.

Ellas me acompañaron en mi proceso vocacional y me ampliaron los horizontes hacia la vida religiosa consagrada. Con esta visión tuve la oportunidad de conocer más de cerca a los Misioneros del Verbo Divino y su carisma, gracias a la experiencia compartida con mi tío el Padre Edinson Méndez, y con las visitas que sus compañeros verbitas realizaban a nuestra familia y comunidad.


Con muchas deseos y expectativas de vivir más de cerca el deseo de ser misionero religioso consagrado, ingreso a la Congregación del Verbo Divino el 28 de enero de 2006, en la Casa de Formación ubicada en la ciudad de Medellín.  En esta casa llevo a cabo mis dos primeras etapas de formación: “Aspirantado y Postulantado” durante los años 2006 y 2007. Fue una hermosa experiencia que me ayudo a conocer más de cerca a los misioneros del Verbo Divino, a ver otros horizontes de pastoral y de evangelización, a desafiarme como persona en mi deseo de ser misionero como también a desprenderme un poco más de mi familia y comunidad.


Más tarde, en el 2008, viajo a Quito, Ecuador para continuar con otra etapa de formación conocida como el Noviciado. Esta experiencia me permitió profundizar más en la espiritualidad de la congregación, en su historia y fundación como también en su internacionalidad. Es en esta etapa de formación donde hago mi primera profesión de Votos Temporales o Consejos Evangélicos.
En el año 2009 y 2010, regreso a Colombia y continúo la etapa de post-noviciado en la Casa de Formación San José Freinademetz de Bogotá, aquí empiezo a estudiar Licenciatura en Filosofía y Teología en la Pontificia Universidad Javeriana. Luego de dos años de estudios en la universidad, solicito hacer mi experiencia de OTP o experiencia de misión intra-cultural como parte de la formación. Aquí, se me da la oportunidad de viajar a Kenya, Africa, por tres años (2011-2013). Fue una enriquecedora experiencia que me permitió conocer nuevas costumbres y culturas, aprender otra lengua, conocer y vivir la internacionalidad de la SVD y conocer otros espacios de trabajos misionero.


En el año 2014 regreso a Colombia para continuar con mis estudios universitarios, finalizando en el 2016 y concluyendo mi trabajo de grado. Ese mismo año hago mi ordenación diaconal el 25 de marzo del 2017, por imposición de manos de Monseñor Edgardo Cedeño en la parroquia del Verbo Divino de Garcés Navas en Bogotá. Luego, realizo el servicio como diácono en la parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes de Vigía del Fuerte ubicada en el Atrato Medio.


Durante esta misión tuve la oportunidad de compartir con el pueblo afrocolombiano y los indígenas emberá katios, como todas, fue una experiencia enriquecedora. Simultáneamente a mi estadía en el Atrato medio, preparaba la Ordenación Sacerdotal que se llevaría a cabo en mi parroquia de origen San Blas de Morroa. Allí fui ordenado el 13 de enero de 2018, por Monseñor José Clavijo Méndez de la diócesis de Sincelejo.  Fue un momento muy lindo donde me acompañaron todos mis hermanos de comunidad, sacerdotes del clero diocesano y toda la comunidad en general. Sin duda fue un momento inolvidable tanto para mí como para toda mi familia y para nuestra parroquia. Este acontecimiento termino con la celebración de mi primera misa en mi comunidad de Las Flores, el 14 de enero en el lugar donde nací y crecí.


Ahora como nuevo sacerdote y como misionero religioso de la Congregación del Verbo Divino, me preparo para mi nueva misión que será en Kenya, África, lugar que conocí durante mi experiencia de OTP. Será una bella oportunidad para regresar y seguir anunciando la Buena Noticia del Verbo Encarnado. Que el Espíritu del Resucitado me acompañe en esta misión.

Publicado en witword.org/