Facebook  Twitter  YouTube  Google+
Millennials 02
Millennials 03
Millennials 04
Millennials 05
Compartir en Twitter

Escuchando a los jóvenes, la Iglesia escuchará de nuevo al Señor hablando en el mundo de hoy.

En el extenso barrio de Katani, en la ciudad de Nairobi, en Kenia, el campus de la Escuela Secundaria Masculina Verbo Divino estuvo resplandeciente de vigor y vitalidad juvenil durante tres días en agosto de este ano. Esto sucedió cuando unos 150 jóvenes de las tres parroquias SVD de Nairobi se reunieron para su campamento juvenil anual, bajo la dirección de un cohermano que los acompañaba. Por supuesto, se han divertido y alimentado, han tenido música y danza, deportes y juegos, todo esto combinado con tiempo para estudiar la Palabra de Dios, hacer una seria reflexión y compartir sobre asuntos que les afectan a su presente y su futuro como jóvenes líderes de la Iglesia y la sociedad.

Unas tres semanas antes de ese evento, alrededor de 2.000 hombres y mujeres católicos de 21 países asiáticos se reunieron en Indonesia para vivir juntos el VII Dia de la Juventud Asiática, con un evento preliminar “Días en las Diócesis”. Sin embargo, el evento principal tuvo lugar en la ciudad de Yogyakarta, en Java Central, con el tema principal “La juventud asiática alegre: vivir el evangelio en el Asia multicultural”. Cada una de las diócesis anfitrionas había preparado una serie de programas, tales como una exposición a la fe católica del país, intercambios religiosos e interculturales, intercambio de fe e interacciones con las familias locales, que se presentaron durante el encuentro.

El sínodo de los obispos en octubre de 2018 tiene a la juventud del mundo en su corazón. Es como si hubiera llegado el momento de que los líderes de la Iglesia volvieran su atención hacia los jóvenes. El Papa Francisco, y dos de sus inmediatos predecesores, les habían prometido eso a los milenios.

Los milenios son la generación demográfica después de la Generación X. No hay fechas precisas para cuando esta generación comienza o termina; los demógrafos y los investigadores usan típicamente este término para los nacidos desde el principio de los años 80 hasta mediados de los 90 o principios del 2000. También se les conoce como Generación Y. La palabra “juventud” se utiliza por parte del Sínodo para las personas que tienen entre 16 y 29 años de edad, teniendo en cuenta que el término necesita ser adaptado a las circunstancias locales.

Las características de los milenios varían según la región, dependiendo de las condiciones socioeconómicas. Generalmente, la generación se caracteriza por un mayor uso y familiaridad con los medios de comunicación y las tecnologías digitales. La reciente recesión ha tenido un gran impacto en esta generación porque ha causado altos niveles de desempleo entre los jóvenes y ha llevado a la especulación sobre posibles danos económicos y sociales a largo plazo en esta generación.  En cualquier contexto, la Iglesia conoce la fuerza y la belleza de sus jóvenes. El próximo sínodo de los Obispos debe ser visto bajo esta luz. La Iglesia ha decidido “examinarse a sí misma sobre cómo puede conducir a los jóvenes a reconocer y aceptar la llamada a la plenitud de la vida y el amor, y pedir a los jóvenes que la ayuden a identificar las formas más efectivas de anunciar la Buena Nueva hoy”, según afirma el Instrumento Laboris del Sínodo.

El Sínodo tendrá lugar con el tema “Jóvenes, Fe y Discernimiento Vocacional”. Escuchando a los jóvenes, la Iglesia escuchara de nuevo al Señor hablando en el mundo de hoy.  El Documento de Trabajo continua sugiriendo a cada persona que la vocación al amor se concreta en la vida cotidiana a través de una serie de opciones que se expresan en los estados de vida (matrimonio, ministerio ordenado, vida consagrada, etc.), formas de compromiso social y civil, estilo de vida, gestión del tiempo y dinero, etc.

“El propósito del discernimiento vocacional es descubrir cómo transformar esas elecciones, a la luz de la fe, en pasos hacia la plenitud de alegría a la que todos están llamados”. La imagen evangélica de Juan el Apóstol es la imagen bíblica para el proceso sinodal. “En la lectura tradicional del Cuarto Evangelio, él es a la vez el ejemplo de un joven que decide seguir a Jesús y “el discípulo a quien Jesús amaba” (Jon 3:23; 19:26; 21: 7)”.

Familia y Juventud es la cuarta prioridad ad extra de las Orientaciones congregacionales (OC) que se presentaron como fruto del XVII Capitulo General de nuestra Congregación. En la mayoría de nuestras provincias/regiones/misiones, esta OC es una de las prioridades elegidas para el ministerio, señalando así su importancia en nuestra vida y misión. Y nuestros cohermanos de todo el mundo han participado activamente en la promoción del ministerio de la familia y la juventud, especialmente desde 2012, bien conscientes de este nuevo impulso que se le ha dado.

Es bueno recordar que en el artículo editorial de julio de 2013 del AN, se detalla el tema de la SVD y la Juventud, y las implicaciones pastorales subsiguientes. En un esfuerzo por “escuchar a los jóvenes”, hicimos un par de preguntas recientemente a los representantes de jóvenes de todo el mundo, en cuanto al tipo de compromiso particular y la experiencia de su iglesia local:

1. Una estudiante universitaria en Nairobi, Kenia, responde: “Ha sido una gran experiencia para mi ser miembro del grupo juvenil parroquial. Siempre hay una oportunidad para los jóvenes en la vida de la comunidad parroquial, porque estamos considerados, ya ahora, como el futuro de nuestra iglesia aquí ... Es importante que nuestros mayores nos acompañen en la práctica de nuestra fe, preparándonos para el futuro, para hacer la elección correcta cuando se trata de diferentes vocaciones en la iglesia. También es importante que personas de diferentes grupos étnicos vengan a hablar con nosotros, exponiéndonos así a las diferentes realidades de la vida”.

2. Otro joven, licenciado, empleado en Buenos Aires, Argentina, escribe: “Hay dos factores a considerar aquí: La ignorancia y la pérdida de credibilidad. La ignorancia podría ser fácilmente abordada con la formación continua de la juventud. En la actualidad, la iglesia oficial realmente no motiva suficientemente a la juventud; no basta con estar satisfecho con los jóvenes que asisten a la misa ... En cuanto a la “credibilidad”, la excusa más común que escuchamos entre los jóvenes es: “.Por que debo ir a la iglesia si los sacerdotes y otros cristianos no hacen lo que dicen que creen” ? Así que estamos buscando buenos ejemplos en la comunidad.

3. Una joven ingeniera, miembro del movimiento Juventud de Jesús, de Pune, India, responde: “Me siento privilegiada de pertenecer a la Iglesia, aunque seamos emigrantes de otras partes del país, estamos en nuestra parroquia, la iglesia local. Como familia, siempre ha abierto sus puertas para recibir a las ovejas nuevas y perdidas del rebano. Creo que la Iglesia debe centrarse en dos cosas: Nuestra Iglesia en la India debe romper sus fronteras bien guardadas y llegar a las periferias; y nuestras parroquias y sacerdotes deben hacer frente a los desafíos cotidianos, las preocupaciones y las dudas de los jóvenes; formarnos, educarnos; mostrarnos el camino; ser nuestros modelos “.

4. Un joven trabajador que se hizo seminarista en Paris, Francia, responde: “En nuestro mundo occidental materialista posmoderno, la Iglesia sigue siendo una valiosa comunidad de fieles, testificando a Cristo Resucitado como la Luz del mundo ... Los católicos son una minoría en Francia.

Por lo tanto, es imperativo que los líderes de la Iglesia nos acompañen y que adaptemos un lenguaje coherente con los jóvenes de hoy, porque anhelamos estar formados en tantas áreas de la vida. Eso nos permitirá enfrentar los desafíos del mundo moderno y desplegar nuestra presencia en la esfera pública. También necesitamos héroes y modelos - entre los sacerdotes, entre las parejas, entre las personas consagradas “. Si les preguntamos, los jóvenes están dispuestos a compartir con nosotros lo que viven en la sociedad y en la Iglesia. Escucharlos nos puede reforzar en nuestro ministerio con ellos.

Por el Padre Heinz Kulüke y el Equipo de Liderazgo

Publicado en el boletín “Arnoldus Nota”- Octubre 2017