Los Misioneros del Verbo Divino somos religiosos consagrados por los votos de pobreza evangélica, castidad consagrada y obediencia apostólica, que están inspirados en la vida y la persona de Jesús. La Espiritualidad SVD que hemos heredado de nuestro fundador San Arnoldo Janssen, es Trinitaria y misionera porque está enraizada en la comunión del Dios Uno y Trino que nos lleva a una participación en la misión de Cristo (Cap. Gral. XVI 2006 -1.1# 13).

En el transcurso del último 18º Capítulo General de nuestra Congregación, hubo una experiencia extraordinaria de discernimiento personal y comunitario, basada en la Palabra de Dios. Reflexionar sobre la Palabra de Dios nos hizo conscientes de que nuestro nombre es nuestra misión.    Ahora, continúa el proceso de renovación y transformación. El espíritu de discernimiento y apertura experimentado durante el capítulo permanecerá para animarnos en los próximos años. Como se mencionó en la declaración del Capítulo, el proceso de renovación y transformación podría ser por un proceso largo, lento y doloroso. Es difícil, porque esto nos llevará a cuestionar muchas de nuestras actitudes básicas a nivel personal y comunitario. Invitamos a todos, a tomar en serio el desafío que el Capitulo nos lanzó de lograr una renovación espiritual y una transformación de nuestra misión.

En algunas Provincias/Regiones y Misiones de la Congregación, los nuevos superiores y consejeros, para el trienio 2014-2017, están asumiendo su rol de líderes. Ellos tendrán la noble tarea de interactuar, dialogar y colaborar con los 6.000 miembros de la SVD que trabajan en 76 países.

El nuevo portal web SVD: http://witnessingtotheword.com/ quiere abrir puertas y brindar oportunidades para interactuar con personas, con quienes de lo contrario nunca conoceríamos. El portal pretende ser una plataforma para el intercambio intercultural de nuestra vida y misión, dice el P. General, Heinz Kulüke.

Nuestro cohermano Stanley Uroda, ex misionero de Ghana, comenta que, en África, aprendió a recordar solo las experiencias positivas de la vida y eso lo transformó en la persona que es hoy. Trabajó allí desde 1975 hasta 1984 pero esa experiencia fue una experiencia vivificante que aún perdura y que vale la pena compartir.

El Papa Francisco nos ha dado un valioso termómetro para evaluar la temperatura de la vida y la misión de la Iglesia: la Exhortación apostólica “Evangelii Gaudium” (La Alegría del Evangelio). Miremos juntos algunos de los ejes fundamentales de las Orientaciones de nuestra Congregación (OC) a la luz de esta exhortación.

El comienzo del año nuevo es una buena oportunidad para reflexionar sobre cómo estamos viviendo la paz. Debido a que somos enviados para encarnarnos en un tiempo y un lugar específico, intentamos vivir la paz y la salvación del Verbo Encarnado como comunidad y de un modo que responda al contexto en el que vivimos. Seamos sensibles a los signos de los tiempos y preguntémonos: ¿Qué quiere Dios que hagamos?

El año pasado el Equipo de Liderazgo del Generalato, después de orar y reflexionar, escogió como el lema general para su periodo en el Generalato (2012-2018) el tema Inter Gentes: ‘Poniendo en primer lugar a los últimos’.

Hablar de Espiritualidad en el Verbo Divino significa hablar de vida y de la vida en el Espíritu. Por eso, nuestro estilo de vida esta orientado por lo que creemos y por Aquél en quien creemos. Nuestra espiritualidad verbita es la experiencia de fe de nuestro fundador y su legado a esta familia religiosa. Por Carlos del Valle, SVD

En ocasión del aniversario de la Canonización de nuestros Santos Arnoldo Janssen y José Freinademetz, queremos recordar la fe profunda reflejada en sus vidas y su c o m p r o m i s o misionero en favor de los pobres y los no evangelizados.