Facebook  Twitter  YouTube  Google+
Compartir en Twitter



Tailandia es un país con un fascinante patrimonio budista, que es uno de los atractivos favoritos de miles y miles de turistas cada año.  Pero aquí, ellos no sólo encuentran esos tesoros culturales y esos exóticos paisajes. Tailandia también es un imán para el turismo sexual desenfrenado que propaga enfermedades como el SIDA. Iniciativas como la del Hermano Bernd, buscan frenar  la propagación de esta enfermedad y generar lazos de amor y solidaridad.